Noche uno en altamar

April 22, 2016

(De Ficciones Marinas, Libro Primero)

 

Perdimos de vista tierra firme,

pero el sol sale del Japón y naufraga siempre

en el caparazón de Santa Helena,

tortuga piadosa que nos guía con su fuego

por las noches.

 

Los marinos están angustiados

porque conocen la corrosión intempestiva

de los mares del trópico;

y piensan que, como en la literatura y el arte,

las aguas están plagadas de serpientes,

sirenas, tritones, Kráken y el temible Snark.

 

El ron siempre funciona en estos casos:

El canto inevitable de las copas

los hará sobrevivir la noche

sin abandonarse a la locura

que lo vasto graba en la retina,

cuando engulle.

 

Hay dos lunas reflejadas en las aguas,

y eso me preocupa demasiado.

Please reload

  • Facebook - Black Circle

Galería de Imágenes

Conociendo la obra de Rosa Escalona Marín (No.2)

9/18/2016

1/6
Please reload

Archivo por autores