Minificciones

January 29, 2017

www.silvanagoldemberg.com

 

BÚMERAN

 

–Perdón –dijo él y se fue.

Ella cerró los ojos imaginando un cuchillo clavándose en su espalda.

Un dolor agudo bloqueó el grito de sus entrañas.

No se movió. Lo dejó ir.                   

El portazo sonó a venganza.

Entonces supo que llegaría el momento; tarde o temprano, lo encontraría.

                                                    - - - -

Desde entonces él supo que llegaría el momento, tarde o temprano, lo encontraría.

El ruido de la puerta al abrirse sonó a venganza.

No se movió. La dejó entrar.

Un dolor agudo liberó el grito de sus entrañas.

Él cerró los ojos sintiendo el cuchillo clavándose en su espalda.

–Perdón –dijo ella y se fue.

 

 

<><><> 

 

 

EL FIN

 

“Falleció el abuelo”, le dijeron.

 

Cerró el teléfono celular y su mente conmovida volvió al pueblo natal. El más nítido recuerdo que tenía del viejo eran las excursiones al bosque. Ambos eran felices entonces. Cada domingo, al finalizar el almuerzo en familia, el hombrecito sacaba su reloj de bolsillo, abría la tapa, chequeaba las agujas y le anunciaba a ella, a la nieta mayor: "Vamos, m’hija. Salgamos antes de que se haga tarde".

Juntos se alejaban del caserío siguiendo el recorrido de la vía abandonada. A ella le gustaba caminar haciendo equilibrio sobre uno de los rieles, sabía que si perdía estabilidad, allí estaba el hombro del abuelo donde sostenerse. Iban conversando acerca del lugar y de la aventura que los esperaba.

La voz del anciano sonó en su memoria:

–Hace muchísimos años los hombres iban al bosque a buscar leña, animales y frutos para alimentarse. De ahí que la palabra "buscar" viene de "bosque" –le había contado varias veces.

Llegar a la arboleda era entrar a otra dimensión, En aquel mundo mágico, compartían la búsqueda que los uniría para siempre. Buscaban frutos comestibles, insectos interesantes, troncos con formas extrañas, historias atrapantes, y a sí mismos.

Cada tanto el anciano consultaba su reloj achicando los ojos para ver mejor y ella rogaba que no sea todavía la hora de volver.

Hacía un tiempo había preguntado si el abuelo aun conservaba ese reloj. Su madre le dijo: "Lo vendió para comprar el pasaje que nunca pudo usar porque enfermó justo antes de venir".

Salió de la oficina dispuesta a conseguir un reloj de bolsillo idéntico a aquel: un Longines de 1892, de oro y grabado en ambas carátulas. Desde ese momento comenzó a crecer en ella una obsesión que, minuto a minuto de forma cada vez más intensa, la mantenía día y noche pensando solo en poseer ese reloj.

Luego de visitar sin éxito anticuarios y locales de empeño de su ciudad, decidió pedir las vacaciones acumuladas e invertir todos sus ahorros para salir a buscarlo.

Durante años disfrutó caminos, pueblos y gente que le fueron contando de otros tiempos y de otras búsquedas. Hasta que, parada frente a la vidriera de una casa de antigüedades en el barrio latino de París, lo vio.

Con los ojos empañados pidió al empleado que se lo mostrara. Esperó impaciente. Lo sostuvo con cuidado, lo acarició y preguntó el precio. Al cabo de un puñado de clientes que entraron y salieron del negocio, lo devolvió.

 

-¿Qué pasa, señorita, es muy caro para usted? –preguntó el dependiente.

-No, no es eso.

-¿Entonces, qué es lo que no le convence?

-Dejar de buscar.

 

 

<><><> 

 

 

LITERAL

 

El extranjero ofreció a la joven nativa enseñarle su lengua. Ella aceptó y él, enamorado, la besó con pasión.

 

 

<><><> 

 

 

PRESENTIMIENTO

 

Lo encontró en la oficina de objetos perdidos, del brazo con otra.

 

 

<><><> 

 

 

MA… MA… MASTECTOMÍA

 

Se tomaba todo a pecho hasta que un día le tomaron el pecho.

 

A un año de la cirugía, recuerda las confusas palabras del médico:

–Vamos a tener que hacer ablación de la mama.

–¿¡Hablarle a mi mamá!?

–Hay que extirpar el pecho –aclaró él–, sin anestesia. ¿Quiere reconstrucción? Le conviene hacerla en el mismo momento. Puede ser con implantes de gel de silicona, de solución salina o de tejidos del abdomen. Este último es bueno porque, de paso, le mejora la silueta pero tiene sus inconvenientes…

–¡No! –lo interrumpió– Quiero el mínimo uso de cuchillo, de quirófano y de riesgos extras.

 

La  balanza del baño titila un número razonable. –Medio kilo se lo llevó el cirujano… –piensa y sonríe contemplándose desnuda en el espejo. El torso le devuelve un  guiño.

 

–Mamá, ¿te pone mal que te falte un pecho? –quiere saber la hija.

–Y, lo extraño porque me tapaba un poco mi visión de la panza –responde mientras se viste con la ropa del equipo de remo para sobrevivientes de cáncer de mamas.

Besa a la niña y sale a disfrutar el día, con una teta menos pero con una vida más.

 

 

<><><> 

 

 

EMIGRANTES

 

Este pájaro y su música son bellísimos pero no conozco sus nombres ni reconozco su canto.

 

 

<><><> 

 

 

FORMAS

 

–Mira, esa parece una oveja –dijo la chiquita.

–ES una oveja –le explicó la más grande de las nubes.

 

 

<><><> 

 

 

SU-MISIÓN

 

Cuando vio llegar al otoño, el árbol bajó las hojas por respeto.

 

 

<><><> 

 

 

EQUILIBRADA

 

La hoja cayó planeando qué haría al llegar a tierra.

 

 

<><><> 

 

 

ESENCIA

 

–En la Tierra encontré un término mágico, lo deletreé: R-E-S-P-E-T-O… y me convertí en ser humano –contó, a sus pares, Unmar Ciano.

                                                                               - - - -

ESPACIO INTERCULTURAL

 

–A mí me atrapó una caja mágica llena de signos extraños, los leí y salí más sabio que antes. Lo llaman “libro” –les contó Otromar Ciano.

 

 

<><><> 

 

 

NOCAUT

 

Un reportero famoso por sus artículos sobre el mundo del boxeo, fue enviado a entrevistar un escritor especialista en minificción.

–¿En qué consiste el microrrelato? ¿Podría contárnoslo brevemente? –preguntó sonriendo orgulloso por su “brillante” juego de palabras.

El escritor tocó suavemente la mejilla derecha del periodista que, tratando de comprender, no vio venir un preciso e inesperado puñetazo en su pómulo izquierdo.

–De esto se trata la minificción –respondió el autor, al levantarlo.

 

 

<><><> 

 

 

PENA

 

Se rasgó las vestiduras. Fue acusado por violencia de género.

 

 

<><><> 

 

 

ICEBERG

 

Ha partido el barco.

 

 

<><><> 

 

 

INVESTIGACIÓN FRACASADA

 

El avión despega llevándose la única pista.

 

 

<><><> 

 

 

DESTINO

 

Phil eligió un diseño del muestrario y pidió al artista que le tatúe el hombro derecho con aquella planta.

En la mitad de la noche se despertó con cosquillas en todo el cuerpo. Encendió la luz y vio raíces que se enredaban en sus axilas. Una rama avanzaba por su brazo, trepando se bifurcaba y descendía por las colinas de sus músculos. No sabía que el tatuaje elegido era una philcoxia ni que la tinta negra que la introdujo bajo su piel era la savia que la alimentaba. Nadie lo supo hasta que Phil Coxia murió ese amanecer víctima de la planta carnívora.

 

 

<><><> 

 

 

METAMORFOSIS DESORDENADA

 

Fui huevo en el vientre materno, larva en mi infancia y, al llegar a la juventud, desplegué mis alas y levanté vuelo. Ahora, arrugada y seca, estoy transformándome en crisálida.

 

 

<><><> 

 

 

ACOSO VERBAL

 

No podía dormir. Las palabras lo acorralaban contra el rincón de su cama reclamando por otro cuento, uno más. Cada vocablo quería ser el elegido. –A mí, a mí –decían los verbos, suplicaban los adjetivos, pedían los sustantivos.

–¡Ya basta! –gritaba él y se tapaba la cabeza con la almohada.

Las letras le tiraban de la manga del pijama, los signos de puntuación se le metían  debajo de la chaqueta y le hacían cosquillas en la panza.

El escritor no tuvo más remedio que levantarse y crear una minificción. Satisfecho con el resultado, apagó el velador, suspiró hondo y se relajó.

Su primer ronquido despertó a las palabras que lo acorralaron exigiendo otro cuento, uno más…

 

*Cuento Finalista del II Encuentro Literario de Autores en Cartagena “LOLA FERNÁNDEZ MORENO”

 

<><><> 

 

 

ESCAPISMO

 

Durante años hizo malabares, contorsiones y equilibrismo, trabajó rodeado de animales, payasos, domadores, trapecistas, tragasables que le arrojaban dardos y lo serruchaban. Antes de que lo hicieran desaparecer del todo, dejó el empleo de oficinista.

 

 

<><><> 

 

 

BELLAS ARTES

 

Se lavó la cara triangular de coloridos perfiles superpuestos, maquilló de azul y verde el ojo detrás de su única oreja, pintó de carmín ambas bocas y, caminando sobre sus pies agudos, marchó hacia la muestra de arte cubista.

 

 

<><><> 

 

 

DESENLACE

 

La soga que sostenía el telón se cortó y la pesada tela cayó sobre la cabeza del actor. Los críticos aprovecharon para adherir.

 

 

www.silvanagoldemberg.com

 

Please reload

  • Facebook - Black Circle

Galería de Imágenes

Conociendo la obra de Rosa Escalona Marín (No.2)

9/18/2016

1/6
Please reload

Archivo por autores