Magnífico cierre del Festival de Ópera de Vancouver: EMV

May 9, 2018

Gracias a la colaboración de Vancouver Opera y Early Music Vancouver es que pudimos disfrutar del excelente y memorable concierto de la soprano, originaria de Quebec, Karina Gauvin, como resultado del Festival de Ópera que se desarrolló en Vancouver del 28 de abril al 6 de mayo, y que tuvo como finalidad la celebración de compositores rusos. El festival, fue el resultado del trabajo de ambas organizaciones que, en palabras de Kim Gaynor, Director General de Vancouver Opera, tardó un año en materializarse.


Definitivamente, el esfuerzo valió la pena. La soprano, acompañada de la Pacific Baroque Orchestra, guiada por Alexander Weimann —famoso por la dirección de ensambles y quien además acompañó a la soprano en el Clavicordio—, interpretaron arias y sinfonías de los compositores del final del periodo barroco Yestegniy Ipatievich Fomin (1761 – 1800), Dmitri Stepanovich Bortiniansky (1751 - 1825), Domenico dall’Oglio (1709 – 1770), Francesco Araja (1709 – 1700) y Maximn Sozontovich Berezovsky (1745 – 1777). 


Las obras elegidas forman parte de un repertorio de óperas que fueron creadas durante los tiempos del Zar Pedro el Grande, quien entre otras cosas, era famoso por su amor a la música. El Zar, admirador de la cultura alemana, inició la tradición de incluir en la orquesta de la corte a músicos alemanes, tradición que duró 200 años.


El evento tuvo lugar en el Chan Centre for the Performing Arts de la Universidad de Columbia Británica. Ante un auditorio casi lleno, la soprano, destacada por su repertorio de la época barroca, hizo su aparición —segundos después de que la Pacific Baroque Orquestra, junto con su director al clavicordio, interpretaran la obertura de la obra The Coachman del compositor ruso Yestegniy Ipatievich Fomin— mientras una oleada de aplausos la recibía e interpretó el aria “Mi Sorprende” de la obra Alcide del compositor Dmitri Stepanovich Bortiniansky.
En cada obra, la soprano y todos los músicos que la acompañaban daban muestra de profesionalismo y entrega, transportando al público a una época donde la fastuosidad y el exceso eran parte del día a día en las manifestaciones artísticas,  por supuesto, incluyendo a la música.


Así, el evento fue aumentando en intensidad pieza tras pieza, y Karina, junto con la orquesta, se fueron ganando al público. Cada interpretación era seguida de una lluvia de aplausos que eran un reconocimiento a la calidad y pasión de los artistas. 


Es importante resaltar la participación de Chloe Meyers, primer violín y solista,  y quien interpretó de forma magistral, “Sonata en Do mayor (Grave)” de la obra Demofoonte de Berezovsky. El público reconoció y aplaudió a la violinista con una ovación que sirvió de marco para la última pieza del concierto: Misero pargoleto del mismo autor. En ésta, su última interpretación, Karina mostró de qué estaba hecha y nos enseñó porqué ha sido merecedora de varios y prestigiosos premios internacionales. Su voz sonó fuerte y clara a la vez que melodiosa llevando a nuestros sentidos en un viaje a través de la pieza. 


Esta vez, una ovación de pie y de varios minutos hizo que Karina regresara una y otra vez al escenario. La audiencia estaba agradecida por el gran regalo que fue el concierto, de parte tanto de Karina como de los miembros de la orquesta y su director. 


Bajó el telón y nos quedó un buen sabor de boca, como cuando se degusta un vino suave y exquisito, digno de volver a paladear una y otra vez.
 

 

 

Please reload

  • Facebook - Black Circle

Galería de Imágenes

Conociendo la obra de Rosa Escalona Marín (No.2)

9/18/2016

1/6
Please reload

Archivo por autores